Jesus a la humanidad !!!

Oraciones diarias recibidas en los mensajes

 

Jesús a la Humanidad Grupo Cruzada de Oración 

 

INSTRUCCIONES DE NUESTRO SEÑOR JESÚS PARA LOS GRUPOS DE ORACIÓN

Oraciones para ser recitadas por todos los miembros del grupo de oración después de terminado el Santo Rosario (al menos 1 Misterio) y La Coronilla a la Divina Misericordia.

 Deben mantener junto a ellos Agua Bendita, tener presente un Crucifijo Mío. Rezar la Oración de la Cruzada No. 96 al iniciar y al terminar la reunión del Grupo de Oración.  Elegir Oraciones de la Cruzada que les he dado, y rezarlas. (...) Pero sepárenlas en partes para que puedan enfocarse en las intenciones especiales. No hay necesidad de rezar todas las oraciones juntas, aunque insto a que recéis la mayor cantidad posible durante toda la semana.

    

Oración a San Miguel Arcángel

“San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla,

sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio.

Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tú, oh, Príncipe de la Milicia Celestial,

por el Poder que Dios te ha conferido,

arroja al Infierno a Satanás y a todos los espíritus malignos

que vagan por el mundo buscando la perdición de las almas. Amén.”

Para Bendecir y Proteger nuestro Grupo de Cruzada de Oración. Cruzada de Oración N. 96

Oh mi queridísimo Jesús, por favor bendícenos y protégenos, Tu Grupo de Cruzada de Oración, para que seamos inmunes a los perversos asaltos del demonio y a cualquier espíritu maligno, que pueda atormentarnos en esta Sagrada Misión para salvar almas. Que podamos permanecer leales y fuertes, mientras perseveramos para mantener Tu Santo Nombre ante el mundo y nunca renunciar en nuestra lucha para difundir la Verdad de Tu Santa Palabra. Amén.

   

ORACIONES DIARIAS

Cruzada de Oración 1

Mi regalo a Jesús para salvar almas Mi queridísimo Jesús, Tú, Quien nos amas tanto, permíteme en mi humilde manera, ayudar a salvar Tus preciosas almas. Ten misericordia de todos los pecadores, no importa cuán gravemente te ofendan. Permíteme que a través de la oración y del sufrimiento, ayude a aquellas almas que podrían no sobrevivir El Aviso, para que busquen un lugar a Tu lado, en Tu Reino. Escucha Mi oración oh Dulce Jesús, para ayudarte a ganar más de aquellas almas que Tú anhelas. Oh Sagrado Corazón de Jesús, yo juro mi fidelidad a Tu Sacratísima Voluntad, en todo momento. Amén

  

Cruzada de Oración 24

Indulgencia Plenaria para la Absolución Total (Para católicos y no católicos –Los católicos todavía deben ir a confesarse regularmente conforme a lo solicitado por Jesús.) Deben decir esta oración por 7 días consecutivos y les será dado el don de la Absolución Total y el poder del Espíritu Santo:

Oh Jesús mío, Tú eres la Luz de la Tierra. Eres la Llama que toca todas las almas. Tu Misericordia y Amor no conocen límites. No somos dignos del Sacrificio que hiciste con Tu muerte en la Cruz, sin embargo sabemos que Tu Amor por nosotros es mayor que el amor que tenemos por Ti. Concédenos, Oh Señor, el Don de la Humildad, para que así seamos merecedores de Tu Nuevo Reino. Llénanos con el Espíritu Santo, para que así podamos marchar hacia adelante y guiar a Tu ejército para proclamar la Verdad de Tu Santa Palabra y preparar a nuestros hermanos y hermanas para la Gloria de Tu Segunda Venida a la Tierra. Te honramos. Te alabamos. Nosotros mismos nos ofrecemos, nuestras penas, nuestros sufrimientos, como una ofrenda a Ti para la salvación de las almas. Te amamos Jesús. Ten Misericordia de todos Tus hijos donde sea que se encuentren. Amén

  

Cruzada de Oración 26

Recen el Rosario para Ayudar a Salvar a su País. Nuestra Señora insta a las personas a que digan su Santo Rosario para ayudar a salvar su país.

Oración antes del Rosario:

Oh Reina del Santo Rosario, Tú que te dignaste venir a Fátima para revelar a los tres pastorcitos los tesoros de Gracia ocultos en el Rosario. Infunde mi corazón con un sincero amor a esta devoción, con el fin de que por la meditación de los Misterios de nuestra Redención, que son recordados en él, pueda ser enriquecido por sus frutos y obtener la paz para el mundo, la conversión de los pecadores y de Rusia, y las Gracias por las que ruego en este Rosario. (Aquí mencionar la petición). Pido esto para la mayor Gloria de Dios, por tu propio honor y para el bien de las almas, especialmente por la mía. Amén

  

Cruzada de Oración 30

A Dios Padre para evitar la guerra, hambruna y persecución religiosa

Oh mi Padre Eterno, Dios Creador del Universo, en el Nombre de Tu precioso Hijo, Te suplico que nos hagas amarte más. Ayúdanos a ser valientes, audaces, y fuertes ante la adversidad. Acepta nuestros sacrificios, sufrimientos y pruebas como un regalo ante Tu Trono para salvar a Tus hijos en la Tierra. Suaviza los corazones de las almas impuras. Abre sus ojos a la Verdad de Tu amor, para que así ellas puedan unirse con todos Tu hijos en el Paraíso de la Tierra que tan amorosamente creaste para nosotros, de acuerdo a Tu Divina Voluntad. Amén

  

Cruzada de Oración 33

Para Aceptar el Sello del Dios Vivo, con amor, alegría y gratitud. Dios Padre pide que todos acepten este Sello como una protección para todos y cada uno de nosotros, y nuestras familias, durante los futuros tiempos difíciles en los que tendremos que vivir.

Oh Dios Mío, mi Padre amoroso, yo acepto con amor y gratitud Tu Sello Divino de Protección. Tu Divinidad abarca mi cuerpo y alma por la eternidad. Me inclino en humilde acción de gracias y te ofrezco mi profundo amor y lealtad a Ti, mi amado Padre. Te suplico que me protejas a mí y a mis seres queridos con este Sello especial y comprometo mi vida a Tu servicio por los siglos de los siglos. Te amo querido Padre. Te consuelo en estos momentos, querido Padre. Te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma, y la Divinidad de Tu amadísimo Hijo en expiación por los pecados del mundo y por la salvación de todos Tus hijos. Amén

  

Cruzada de Oración 59

Promesa de lealtad a la Divina Voluntad Mi amadísima hija, así como Mi Padre Eterno legó el Gran Don de Su Sello a la humanidad así, también, deben sus hijos prometer su lealtad a Su Divina Voluntad. Pido a todos los hijos de Dios, que marcharán hacia adelante en Su ejército, que ayuden a salvar las almas de todos los hijos de Dios, incluyendo a los endurecidos pecadores, a que tomen este compromiso.

Oh Dios Altísimo, Oh Padre Celestial, Te prometo mi lealtad permanente para honrarte y obedecerte en todas las cosas unido a Tu Divina Voluntad aquí en la Tierra. Yo, por la Sagrada Sangre de Tu Único Hijo amado, el Verdadero Mesías, te ofrezco mi mente, mi cuerpo y mi alma en nombre de todas las almas, para que podamos unirnos, como uno, en Tu Reino Celestial que está por venir, para que Tu Divina Voluntad sea hecha en la Tierra así como en el Cielo. Amén

  

Cruzada de Oración 69

A Dios Padre para aceptar Su Divina Voluntad Dios.

Padre Todopoderoso, acepto Tu Divina Voluntad. Ayuda a Tus hijos a aceptarla. Impide que Satanás prive el derecho que tienen Tus hijos a la herencia de su Padre. Nunca permitas que nos demos por vencidos en la lucha por nuestra herencia en el Paraíso. Escucha nuestras súplicas para desterrar a Satanás y a sus ángeles caídos. Te pido, querido Padre, que purifiques la Tierra con Tu Misericordia y que nos cubras con Tu Santo Espíritu. Guíanos para constituir Tu santísimo ejército, provisto con el poder para desterrar por siempre a la bestia. Amén

  

Cruzada de Oración 79

Por dos mil millones de almas perdidas

Oh querido Jesús, te ruego que derrames Tu Misericordia sobre las almas perdidas. Perdónales su rechazo hacia Ti y utiliza mi oración y sufrimiento, de esta manera Tú puedes, mediante Tu Misericordia, derramar sobre ellos las Gracias que necesitan para santificar sus almas. Te pido el don de Clemencia para sus almas. Te pido que abras sus corazones para que vayan a Ti y te pido que los llenes con el Espíritu Santo, para que puedan aceptar la Verdad de Tu Amor y vivir Contigo y con toda la familia de Dios para siempre. Amén

  

Cruzada de Oración 102

Para mantener la Fe y creer en el Mensaje de Dios para el mundo

Queridísmo Jesús, cuando esté deprimido, levántame. Cuando dude, ilumíname. Cuando esté afligido, muéstrame Tu Amor. Cuando critique, ayúdame a permanecer en silencio. Cuando juzgue a otro públicamente, sella mis labios. Cuando profiera blasfemias, en Tu Nombre, redímeme y tráeme de vuelta a Tu protección. Cuando me falte valor, dame la espada que necesito para hacer batalla y salvar a las almas que deseas. Cuando me resista a Tu Amor, ayúdame a rendirme y abandonarme, completamente, dentro de Tu Amoroso cuidado. Cuando me aleje, ayúdame a encontrar el Camino de la Verdad. Cuando ponga en duda Tu Palabra, dame las respuestas que busco. Ayúdame a ser paciente, amoroso y amable, incluso con los que te maldigan. Ayúdame a perdonar a los que me ofenden y dame la gracia que necesito para seguirte hasta los confines de la Tierra. Amén

  

Cruzada de Oración 104

Para liberar esta alma de la esclavitud

Queridísimo Jesús te presento el alma de mi hermano y hermana, que ha abandonado su alma a Satanás. Toma esta alma y redímela en Tus Santos Ojos. Libera esta alma de la esclavitud de la bestia y tráele salvación eterna. Amén.

  

Cruzada de Oración 111

Para consagrar sus hijos a Jesucristo

Oh querida Madre de la Salvación, consagro a mis hijos (nombre del hijo/de los hijos aquí) ante tu Hijo, para que Él pueda traerles paz de espíritu y amor de corazón. Por favor reza para que mis hijos sean aceptados dentro de los Brazos Misericordiosos de tu Hijo y protégelos de mal. Ayúdalos a permanecer fieles a la Santa Palabra de Dios, especialmente en los momentos cuando sean tentados a alejarse de Él. Amén.

  

Cruzada de Oración 115

Para el Don de Conversión

Oh, Madre de la Salvación, cubre mi alma con tus lágrimas de Salvación. Líbrame de dudas. Levanta mi corazón, para que sienta la Presencia de tu Hijo. Tráeme paz y consuelo. Ruega para que verdaderamente yo sea convertido. Ayúdame a aceptar la Verdad y a abrir mi corazón para recibir la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo. Amén.

  

Cruzada de Oración 129

Por el Don del Amor

Oh Dios, por favor lléname con Tu Amor. Ayúdame a compartir el Don del Amor con todos aquellos que necesitan de Tu Misericordia. Ayúdame a amarte más. Ayúdame a amar a todos aquellos que necesitan de Tu Amor. Ayúdame a amar a Tus enemigos. Permite que el Amor con el que me Bendices sea utilizado para envolver los corazones de todos los que entren en contacto conmigo. Con el Amor, que Tú infundes en mi alma, ayúdame a vencer todo mal, convertir almas y derrotar al diablo y a todos aquellos agentes malvados suyos, que tratan de destruir la Verdad de Tu Santa Palabra. Amén.

  

Cruzada de Oración No. 143

Para proteger la Misión de Salvación

Oh, Madre de la Salvación, protege esta Misión, un Regalo de Dios, para traer Vida Eterna a todos Sus hijos en todas partes. Por favor interven, en nuestro nombre, a través de tu Hijo amado, Jesucristo, para que nos dé la valentía para llevar a cabo nuestros deberes* para servir a Dios en todo momento y especialmente cuando sufrimos a causa de esto. Ayuda a esta Misión para convertir muchos miles de millones de almas, de acuerdo a la Divina Voluntad de Dios y para transformar esos corazones de piedra en amorosos servidores de tu Hijo. Danos a todos, los que estamos al servicio de Jesús en esta Misión, la fuerza para superar el odio y la persecución de la Cruz y para acoger el sufrimiento que viene con ello, con generosidad de corazón, y con la aceptación total de lo que pueda venir adelante. Amén. deberes* = responsabilidades

  

Cruzada de Oración 155

Oración para la protección de la Misión de Salvación Yo os pido, queridos hijos, orar por todos aquellos que dedican su vida a el llamado de Dios y por esta Misión. Esta Oración debe decirse por todos los profetas, visionarios y santos siervos de Dios, para que continúen sirviéndolo mientras Él cumple el Pacto Final:

Oh, queridísima Madre de la Salvación, escucha nuestra llamada para la protección de la Misión de Salvación y para la protección de los hijos de Dios. Oramos por aquellos que desafían la Voluntad de Dios en este gran momento de la historia. Te pedimos que protejas a todos los que responden a tu llamada y a la Palabra de Dios, para salvar a todos, de los enemigos de Dios. Por favor, ayuda a liberar las almas que son víctimas de los engaños del demonio y abre sus ojos a la Verdad. Oh, Madre de la Salvación, ayúdanos a los pobres pecadores a que seamos dignos de recibir la Gracia de la perseverancia en nuestro tiempo de sufrimiento en el Nombre de tu Hijo amado, Jesucristo. Protege esta Misión de cualquier daño. Protege a tus hijos de la persecución. Cubrenos a todos con tu Manto Santísimo y favorécenos con el Don de mantener nuestra fe, cada vez que seamos desafiados por decir la Verdad, por transmitir la Santa Palabra de Dios, por el resto de nuestros días ahora y para siempre. Amén.

    

Cruzada de Oración 158

Protégeme de la religión única mundial Para asegurar que permanezcáis fuertes, valerosos, con calma/tranquilos y en paz, a medida que llevéis la Cruz de mi Hijo sobre vuestros hombros, debéis recitar esta Cruzada de Oración. Porque a muchos de vosotros, os resulta difícil de aceptar que estas cosas han de venir: vendrá un día en donde recitaréis esta Cruzada de Oración (158) tres veces al día, porque las presiones, que se colocarán sobre vosotros para negar a mi Hijo, serán abrumadoras.

Querido Jesús, protégeme del mal de la nueva religión única mundial, la cual no viene de Ti. Sostenme en mi trayecto hacia la libertad, a lo largo de la ruta hacia Tu Santo Reino. Mantenme en unión Contigo, siempre que sea atormentado y forzado a tragar mentiras, que serán esparcidas por Tus enemigos para destruir las almas. Ayúdame a resistir la persecución, a permanecer firme en la Verdadera Palabra de Dios en contra de las falsas doctrinas y otros sacrilegios, a los que podría ser obligado a aceptar. A través del don de mi libre albedrío, llévame al Dominio de Tu Reino, para que pueda levantarme y proclamar la Verdad, cuando esta sea declarada ser una mentira. Jamás dejes que yo vacile, dude o huya por miedo, en medio de la persecución. Ayúdame a mantenerme firme y constante a la Verdad todo el tiempo que yo viva. Amén.

    

Cruzada de Oración 164

Oración de Paz para las Naciones. Pido que recitéis esta Cruzada de Oración, la Oración de la Paz para cada uno y para todos los días para vuestras naciones:

Oh Jesús tráeme paz. Trae paz a mi nación y a todos aquellos países desgarrados por la guerra y la división. Siembra las semillas de paz entre esos corazones endurecidos que causan sufrimiento a otros en el nombre de la justicia. Da a todos los hijos de Dios las Gracias para recibir Tu Paz para que el amor y la armonía puedan prosperar; para que el amor de Dios triunfe sobre el mal y para que las almas puedan ser salvadas de la corrupción, de falsedades, de la crueldad y de la ambición malvada. Deja que la paz reine sobre todos aquellos quienes dedican su vida a la Verdad de Tu Santa Palabra y sobre aquellos que no te conocen en absoluto. Amén.

La paz sea vuestra queridos hijos y recordad que sin el amor a Dios jamás podéis encontrar la verdadera paz. Vuestra Amada Madre. Madre de la Salvación

    

a7

Oración para recibir vigor y valentía a la hora de dar a conocer los Mensajes - 10 may. 2011 “Decid esta oración todos los días, después de recitar Mi Divina Misericordia y vosotros, por vuestra lealtad a Mí, ayudaréis a salvar a Mis hijos.”


Lléname ahora, oh Señor, con el Don del Espíritu Santo para llevar Tu Santísima Palabra a los pecadores que debo ayudar a salvar en Tu Nombre. Ayúdame a cubrirlos, por medio de mis oraciones, con Tu Preciosa Sangre, para que así ellos puedan ser atraídos a Tu Sagrado Corazón. Dame el Don del Espíritu Santo para que así estas pobres almas puedan deleitarse en Tu Nuevo Paraíso. Amén

    

a8

Oración a Jesús para ser rezada cada día - 24 jul. 2011

Oh mi precioso Jesús, sostenme en Tus brazos y permite que mi cabeza descanse sobre Tus hombros, para que así, me levantes a Tu Glorioso Reino, cuando sea el momento adecuado. Permite que Tu Preciosa Sangre fluya sobre mi corazón, para que podamos estar unidos como uno solo. Amén

    

Letanías

 (1) - Protección contra el falso profeta  

“Queridísimo Jesús, sálvanos del engaño del falso profeta. 

Jesús, ten Misericordia de nosotros. 

Jesús, sálvanos de la persecución. 

Jesús, presérvanos del anticristo. 

Señor ten Misericordia. 

Cristo ten Misericordia. 

Queridísimo Jesús, cúbrenos con Tu Preciosa Sangre. 

Queridísimo Jesús, abre nuestros ojos a las mentiras del falso profeta. 

Queridísimo Jesús, une a Tu Iglesia. 

Jesús, protege nuestros Sacramentos. 

Jesús, no dejes que el falso profeta divida Tu Iglesia. 

Queridísimo Jesús, ayúdanos a rechazar las mentiras, presentadas a nosotros como la Verdad.  Jesús, danos fortaleza. 

Jesús, danos esperanza. 

Jesús, inunda nuestras almas con el Espíritu Santo. 

Jesús, protégenos de la bestia. 

Jesús, danos el don del Discernimiento, para que podamos seguir el sendero de Tu Verdadera Iglesia en todo momento, por los siglos de los siglos. Amén”

             

(2) - Para la Gracia de la inmunidad  

“Oh Altísimo Padre Celestial,  Te amo. 

Te honro. 

Señor ten Misericordia. 

Señor perdona nuestras ofensas. 

Te adoro. 

Te alabo. 

Te doy las gracias por todas Tus Gracias especiales. 

Te suplico por la Gracia de la Inmunidad para mis amados:

 (Nombrar a todos los que están en una lista para la salvación de almas)  Te ofrezco mi lealtad en todo momento. 

Tú, Oh Altísimo Padre Celestial, 

Creador de todas las cosas, 

Creador del universo, 

Creador de la humanidad, 

Tú eres la Fuente de todas las cosas. 

Tú eres la Fuente del Amor. 

Tú eres Amor. 

Te amo. 

Te honro y me postro ante Ti. 

Te suplico Misericordia para todas las almas que no Te conocen, que no te honran, que rechazan Tu Mano de Misericordia. 

Me entrego a Ti en mente, cuerpo y alma, de modo que puedas tomarlos entre Tus Brazos, a salvo del mal. Te pido que abras la Puerta del Paraíso, para que todos Tus hijos puedan unirse, por fin, en la herencia que has creado para todos nosotros. Amén”

 

(3) - Para defender la Palabra de Dios  

“Oh querido Jesús, protégenos de las mentiras que ofenden a Dios. 

Protégenos de Satanás y su ejército. 

Ayúdanos a amarte más. 

Sostennos en nuestra batalla. 

Defiéndenos en nuestra fe. 

Llévanos a Tu refugio de seguridad. 

Ayúdanos a levantarnos y a defender Tu Santa Voluntad. 

Fortalece nuestra determinación de ser Tus verdaderos discípulos. 

Danos valor. 

Danos confianza. 

Guíanos en el sendero de la Verdad. 

Defiéndenos contra el enemigo. 

Derrama Tus Gracias de Protección sobre nosotros. 

Ayúdanos a evitar la tentación. 

Acércanos mas a Tu Sagrado Corazón. 

Ayúdanos a permanecer fieles a Ti en todo momento. Amén”

 

(4) - Para mitigar el castigo de Dios Padre  

“Oh Dios Altísimo, Te suplicamos Misericordia  Por los pecados de Tus hijos. 

Te agradecemos el Regalo de la Tierra. 

Te agradecemos el Regalo de la vida humana. 

Atesoramos el don de la vida. 

Defendemos el don de la vida. 

Te agradecemos el Regalo de Tu Hijo, Jesucristo. 

Te agradecemos el don de la Redención. 

Ensalzamos Tu Divinidad. 

Nos entregamos completamente, ante Ti, para que Tu  Santa Voluntad pueda ser completada, en la Tierra,  como lo es en el Cielo. 

Te agradecemos el don de la Iluminación de la Conciencia.  

Te agradecemos la promesa de vida eterna. 

Damos la bienvenida al Nuevo Paraíso.  Te suplicamos que salves a todas las almas,  incluyendo aquellas que Te atormentan y aquellas que están perdidas para Ti.

Te agradecemos el Amor que muestras a todos Tus hijos. 

Te agradecemos el don de la profecía. 

Te agradecemos el don de la oración. 

Te pedimos que nos concedas paz y salvación. Amén “

 

 (5) - Para la salvación de aquellos en pecado mortal  

“Jesús, salva a todos los pecadores del fuego del Infierno. 

Perdona a las almas ennegrecidas. 

Ayúdales a que te vean. 

Sácalas de la oscuridad. 

Abre sus ojos. 

Abre sus corazones. 

Muéstrales la Verdad. 

Sálvalos. 

Ayúdalos a que escuchen. 

Líbralos del orgullo, la lujuria y la envidia. 

Protégelos del mal. 

Escucha sus peticiones de ayuda. 

Toma sus manos. 

Jálalos hacia ti. 

Sálvalos del engaño de Satanás. Amén“

(6) - para pedir el Don de Gracias

"Oh, querido Jesús

Mi bienamado Salvador,

Lléname de Tu Amor

Lléname de Tu Fuerza

Lléname de Tu Sabiduría

Lléname de Tu Perseverancia

Lléname de Tu Humildad

Lléname de Tu Coraje

Lléname de Tu Pasión. Amén.”